Avances
Home 20 Columnas 20 Sin tacto - Sergio González Levet 20 El cambio en la CNOP

El cambio en la CNOP

Presentada la renuncia por la maestra Erika Ayala Ríos, los priistas veracruzanos del sector popular se aprestan a buscar a quien encabezará en Veracruz y en adelante la Confederación Nacional de Organizaciones Populares.

​ Con todo y las broncas económicas y la astenia de recursos que enfrentan el Comité Directivo Estatal, los sectores y las organizaciones del partido tricolor, varias y varios militantes más o menos distinguidas o distinguidos se apuntan para sacrificarse en bien de su partido.

​ ¿Nombres?

Primero las damas: la actual alcaldesa de Paso de Ovejas, Ana Rosa Valdez Salazar, quien asegura que cuenta con el apoyo de la lideresa saliente, y doña Rosa Luna Hernández, esposa de José Luis Poceros, dueño y director de Gráfico de Xalapa.

Por parte de los caballeros: Fernando Sánchez García, quien hizo un destacado papel como presidente de la Fundación Colosio Veracruz y como funcionario público, y Hugo Vázquez Zárate, el líder de la Sección 56 del SNTE.

​De entre esos cuatro podría salir el nuevo dirigente popular, aunque también persiste en el ambiente la posibilidad de que otro priista distinguido pudiera ocupar la Secretaría General.

Tal vez dé la sorpresa algún candidato que no pudo ganar en la pasada elección municipal (descarte usted a Alejandro Montano, que ya estuvo en esa posición, y a Fidel Kuri Grajales, que como Secretario de Organización nunca se paró en el Comité Directivo).

Es que la lista actual es flaca… y/o conflictiva

Y la bronca con esa lista de los aspirantes a la CNOP, es que ninguno reúne el perfil idóneo para los tiempos que corren.

​Veamos:

Ana Rosa Valdez, alcaldesa de Paso de Ovejas, es esposa de Adolfo Ramírez Arana, ex alcalde y ex diputado local del mismo lugar. La pareja, muy cercana en su momento al gobernador Javier Duarte de Ochoa, planeaba eternizarse en la rotación de puestos entre la alcaldía y la diputación local, pero se les acabó el sueño cuando se les terminaron los recursos que les bajaban desde el Gobierno del Estado. He ahí una razón por la que Ana Rosa perdió estrepitosamente cuando buscó la diputación local.

​Doña Rosita Luna… bueno, doña Rosita es una buena mujer, una militante disciplinada, una priista distinguida, pero le faltaría el fogueo que da el liderazgo.

​ Fernando Sánchez, con ser un buen militante, con tener merecimientos de sobra por su trabajo, tiene una imagen esencialmente discreta, que sería inconveniente para un sector que requiere de un líder entrón, declarador, echado para adelante en los medios, no un caballero de la política como lo es él.

​ Y Hugo Vázquez Zárate es demasiado profesor, demasiado líder magisterial, por lo que terminaría por convertir al sector popular en una simple derivación del sindicato que él lidera, en detrimento de las otras organizaciones que integran el sector popular.

​Por eso es muy probable que salga un caballo negro.

Y hay por ahí un ex candidato a alcalde que reúne las condiciones de liderazgo y experiencia, aunque más vale no decir su nombre, porque se le echaría toda la otra caballada encima.

Es que en el PRI actual se pelean las posiciones, de cualquier nivel, como si hubiera lana y poder igual que antes.

sglevet@gmail.com

Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet

www.journalveracruz.com

Sobre Redacción Zonadenoticias

Comentar