Avances

Tambores de guerra

Por: Arturo Reyes Isidoro
¡Tam! ¡Tam! ¡Tam! ¡Tam! ¡Tam!

Los tambores de guerra sonaron ayer temprano. Abrieron, de hecho, el domingo, despertando a la aldea del letargo de fin de semana.

Aparte del ámbito legal, imposible desvincular la connotación política que tiene la detención del exgobernador interino Flavino Ríos Alvarado.

Se dio a casi 48 horas de que se someta a aprobación la solicitud del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares para reestructurar la deuda pública a efecto de que pueda tener recursos con los cuales arrancar de lleno su gobierno.

¿Era el mejor momento para proceder? ¿Por qué no esperar mejor para después del martes o por qué no se actuó antes, supuesto que el exmandatario se quedó a vivir en el Estado y hace aquí su vida con toda normalidad desde que dejó el poder, atendiendo su Notaría?

Seguramente se calcularon bien los costos, los efectos por su detención y encarcelamiento y se van a asumir las consecuencias políticas.

Flavino alega inocencia y declaró ayer que la demostrará. Es licenciado en Derecho, doctor, y como abogado seguramente sabe muy bien los alcances legales de su defensa.

¿Es que acaso se le detuvo en este momento para presionar y negociar su libertad a cambio de que el PRI en el Congreso local se sume al PAN y al PRD y apruebe la restructuración?

¿O fue una decisión y una acción audaz para ver si se ablandan los tricolores y lo piensan bien?

¿Y si el efecto es contrario, esto es, si el PRI se da por agraviado, se solidariza con uno de los suyos, proclama un “guerra quieren guerran tendrán”, se une a Morena en el Congreso y bloquea la petición del gobernador y en adelante le bloquea todas sus iniciativas?

Ya está visto que Morena no va a cambiar para nada su actitud antiyunista, en consecuencia con el pleito personal que ha tomado su líder Andrés Manuel López Obrador en contra del gobernante panista.

Por otra parte, no se debe olvidar que el líder de la bancada del PRI en el Congreso local, Juan Nicolás Callejas Roldán, es también dirigente, junto con su padre, de la Sección 32 del SNTE, el más fuerte sindicato magisterial en el Estado, y que mantiene un fuerte vínculo con Ríos Alvarado, quien fue Secretario de Educación en el gobierno anterior.

No se dude que incluso el Gobierno federal aproveche el hecho para declarar abiertamente la guerra al gobernador adelantándose a la que de por sí se iban a proclamar por las elecciones en junio próximo pero especialmente en 2018.

Pero, además, seguramente los amigos de Flavino no se van a quedar cruzados de brazos, entre ellos el exgobernador Miguel Alemán Velasco, o el director de la Facultad de Derecho de la UNAM, Raúl Contreras Bustamante, o el mismo presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edel Álvarez Peña (con los dos últimos tienen tratos de hermanos), o el histórico Carlos Brito Gómez, su padrino y tutor, por citar sólo algunos nombres.

Siendo gobernador, el ahora detenido había sufrido ya la embestida de la familia Yunes Linares-Márquez cuando en noviembre pasado no sólo le tomaron el Palacio de Gobierno para obstaculizarle su trabajo, sino luego también la Casa Veracruz, e incluso el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, le faltó el respeto tanto a su persona como a su investidura al insultarlo en transmisión abierta, en vivo y a todo color, por periscope.

Con todo y el desastre que le había dejado Javier Duarte, en muy poco tiempo pudo calmar las aguas, recorrió el Estado atendiendo a los veracruzanos, pagó a buena parte del magisterio y a pensionados y jubilados y pugnaba por una transición de gobierno mediante el diálogo y la colaboración. Fue un buen gobernador. No tuvo respuesta favorable.

Es posible que la oposición de los diputados del PRI a aprobar la petición del gobernador sea en represalia por esa toma de Palacio, y ahora endurezcan su postura.

No es que se pida o se pretenda la impunidad para alguien, pero la percepción que me quedó ayer escuchando opiniones aquí, allá y acullá, es que en lugar de ganar el beneplácito popular, a Flavino se le hizo quedar como víctima.

¿Por qué no, en todo caso, se le llamó a declarar y en tanto se resuelve en definitiva su situación legal se le permitió seguir su proceso en libertad bajo fianza? Fueron Duarte y Luis Ángel Bravo Contreras los que se ensañaron con Maryjose Gamboa y los dos están libres, incluso a este último el actual fiscal Jorge Winckler lo despidió con un abrazo, es decir, le permitió huir.

La reacción y la opinión general ayer fue que al que deben detener es a Duarte y a los de su “banda”, de su círculo cercano, diputados federales incluidos, los que, en cambio, están libres y se pasean por donde quiera con toda impunidad.

El PRI nacional lo condena; Pepe aboga por sus derechos

Ayer, contrario a la actitud del vicecoordinador de los diputados federales del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, quien de hecho lo condenó por anticipado al aplaudir su detención, el senador José Francisco “Pepe” Yunes Zorrilla dijo que el proceso que se le sigue “se debe llevar conforme a derecho y respetando las garantías individuales”.

Al caer la tarde, expresó también en otro tuit: “Como todos en #Veracruz demando combatir la impunidad y corrupción pero sin sesgos ni conveniencias políticas ni como estrategia mediática”.

Por su parte, su homólogo Héctor Yunes Landa comentó también vía Twitter: “Por el bien de Veracruz, esperamos que la detención de ?@flavino_rios no sea una acción injuriosa disfrazada de justicia”. Manifestó en otro: “Sería mal precedente si detención de ?@flavino_rios es distractor ante las críticas a ?#100DíasDeMalGobierno de ?@YoconYunes”.

También el PRI estatal reaccionó. Según una nota que se publicó en El Universal, emitió un comunicado en el que dijo que la detención de Flavino es una medida de la “desesperada persecución política” del actual mandatario Yunes Linares.

Al defender a Ríos Alvarado lo calificó como un abogado y político reconocido por su trabajo, honestidad y militancia partidista.

“El gobernador está desesperado y tratando de ocultar el mal desempeño que ha tenido es este inicio de gobierno, el cual se considera como fallido”.

“Exigimos que la Fiscalía (General del Estado) actúe de manera imparcial en el desahogo de las denuncias que tiene para su atención, entre ellas las de tantos miles de desaparecidos y ejecutados que hay y las del propio Gobernador y sus hijos, la ley se aplica de igual manera para todos, que se respeten los procedimientos del nuevo sistema de justicia penal”.

Anoche se invitó a conferencia de prensa para este lunes a las 8:30 de la mañana en donde el dirigente estatal Renato Alarcón Guevara fijará su posición sobre el tema.

Otro expriista, ahora coordinador nacional de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro, criticó la detención de Flavino. En su cuenta de Twitter escribió: “Aberración jurídica la detención de Flavino Ríos. En lugar de gobernar, Yunes prefiere circo y actos de pirotecnia. Cortado por misma tijera”. Dante también fue detenido cuando Miguel Ángel Yunes Linares era Secretario de Gobierno en el mandato de Patricio Chirinos.

En cambio, hubo silencio de la dirigencia del PRI nacional así como de los diputados federales priistas veracruzanos, ante lo que el exdirigente estatal tricolor Gonzalo Morgado Huesca les reprochó que ninguno saliera en defensa de Ríos Alvarado.

Consideró su detención “visceral”. “No se vale”, me dijo cuando le pedí su opinión. Estaba muy molesto con los representativos de su partido.

Inicia, pues, la semana caliente, anticipándose a los calorones que se esperan con la entrada de la primavera dentro de una semana (comienza el próximo lunes 20). Por los temas de la agenda, esta será una semana muy movida y habrá mucha tela de dónde cortar.

Pepe, ahora sí, viene con todo

Hasta donde “Prosa aprisa” sabe, a partir de esta semana el senador Pepe Yunes recobrará fuerza política de cara al proceso electoral de 2018.

No habrá que perderlo de vista. Las cosas se reacomodaron en el altiplano y volvió a quedar fortalecido. Los astros se le han alineado de nuevo y es posible que ya no lo abandonen.

Viene con todo el apoyo federal y si se empiezan a ver movimientos, cambios en el Estado, no se dude que estén vinculados con su nueva circunstancia.

No trascendió, pero en la pasada visita del presidente Enrique Peña Nieto a Tuxpan el pasado 2 de marzo, al término del acto, Pepe y Peña platicaron muy pero muy en corto, casi al oído para que no se escuchara lo que se decían, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares viendo la escena a escasos metros. ¿De qué hablaron? Sólo ellos lo saben.

De todos los partidos políticos con excepción de Morena, Pepe es el único que le puede dar pelea al candidato a gobernador que imponga Andrés Manuel López Obrador.

¿Se va Clementina?

Es posible que sea un simple rumor, pero corre ya el run run de que Clementina Guerrero tendría deseos de renunciar a la Secretaría de Finanzas y regresar a su base en la Universidad Veracruzana. Debe ser tremendo el desgaste personal que esté sufriendo.

Concluyo esta columna expresándole a Flavino Ríos Alvarado mi deseo de que supere pronto la crítica situación por la que atraviesa. A su familia le envío mi abrazo y solidaridad.

Sobre Redacción Zonadenoticias

Comentar